head

Archivados en la Sección ‘Lecciones’


Día mundial del capital

Lunes, mayo 1st, 2017

Ahora que nuestro futuro está en manos de los mercados de futuros y que a río revuelto ganancia de especuladores, el peligroso grupúsculo de los Econoplastas presentamos una propuesta para conseguir que se celebre el Día Mundial del Capital. Si los otros factores del proceso productivo tienen sus días (por ejemplo, los recursos naturales celebran el 22 de abril el Día de la Tierra y los trabajadores tienen lo propio el 1 de mayo), queremos denunciar el por qué de esta grave discriminación…

día internacional del capital¿Quizá porque realmente los 365 días del año, las 24 horas del día ya se celebra el homenaje al capital y al dinero?

Pues si es así, la necesidad de fijar un día concreto permitiría que el capital pasara a ser un factor marginal, necesitado de apoyo social cual si del libro se tratara, en peligro de extinción como el atún rojo y completamente supeditado a la injusta supremacía de las personas y la Naturaleza.

¡Apóyanos!

Las agencias de calificación de riesgo, los fondos de inversión y los mercados de valores necesitan tu ayuda…




Centenario José Luis Sampedro

Miércoles, febrero 1st, 2017

El 2017 se celebra el centenario del nacimiento de José Luis Sampedro (1 de febrero 1917) y el colectivo de Los Econoplastas queremos aprovechar para seguir difundiendo su pensamiento económico:

“¿Por qué no imaginar que la nueva cultura del siglo XXI se funde sobre la «solidaridad», como aproximación al menos a la fraternidad? Solidaridad con nuestros conciudadanos; solidaridad entre los pueblos; solidaridad con el medio ambiente, porque es también, en cierto sentido, nosotros mismos; solidaridad —más bien soldadura— entre nuestra vida exterior y la interior. Puede que el futuro no vaya por ese camino, pero en todo caso es difícil pensar que pueda continuar muchos decenios por el que viene siguiendo. Y, entretanto, para animarnos hoy, me parece que la solidaridad (es decir, la tolerancia frente a la agresividad, la cooperación frente a la competencia, la propia realización frente al éxito exterior, la ecología frente a la contaminación) es un objetivo más digno de ser propuesto a un joven en el umbral de su vida que esa degradante ambición, ofrecida hoy como única meta por el desarrollismo, de poseer cada vez más cosas en vez de ser mejor, y de ejercer un creciente poder sobre el mundo y sobre los demás en vez de aplicarlo hacia dentro en el dominio de sí mismo, fuente de la vida intensa y de la paz verdadera.” Economía eres tú. José Luis Sampedro.
Logo_jose_luis_sampedro_100 anos



La lotería inversa

Sábado, diciembre 3rd, 2016
lotería econoplastasok

Como ya habrás encargado la lotería del curro, de la parroquia y la de la peña de ajedrez de los críos, aprovechamos para sacar también nuestra lotería que, como ya sabrás, es la primera Lotería Inversa del mundo. “¿Lotería Inversa? No tengo ni idea”. Para evitar los efectos negativos que la Lotería Nacional tiene sobre la distribución de la renta (un montón de gente pone un poco de dinero que se convierte en un montón de dinero para premiar a unas pocas personas), los Econoplastas somos la primera organización que hemos puesto en marcha una lotería en la que unas pocas personas ponen un montón de dinero para repartir entre un montón de gente un poco de dinero.

En concreto necesitamos:

1er Premio. Una persona que ponga 3 millones de euros;

2º Premio. Tres personas que pongan 1 millón de euros;

3er Premio. Diez personas que pongan 650.000 euros.

Todos aquellos miembros de Consejos de Administración de Multinacionales, candidatas a Presidentas de Comunidades Autónomas o Simples Ricos que sienten sus vidas vacías a pesar de todo el dinero que tienen, pueden hacernos una transferencia que ya luego nosotros nos encargamos de repartir la pasta. Porque, como dijo Woody Allen: “El dinero no da la felicidad pero produce un sensación tan parecida que hay que ser un gran experto para notar la diferencia”.

 




Cuento econoplástico de Navidad

Viernes, diciembre 2nd, 2016

Mr. Scrooge repartió entre sus compañeros un pequeño detalle de consumo responsable y les invitó a una caña para celebrar el inicio de las navideñas fiestas que se avecinaban. Habían conseguido mantener la cooperativa a flote un año más y era momento de celebrar estos días especiales con la familia, los amigos y también con los compañeros de trabajo.

Su sobrino le llamó por teléfono “¡Tío! Te he guardado 5 números de la lotería del Niño. Luego te los llevo y de paso me acompañas al centro comercial para comprar regalos para todos, ¿vale?” “¿Al centro comercial? ¡Bah! Paparruchas” Respondió Mr Scrooge. “¿El centro comercial una tontería? Seguro que no lo dices en serio. Tu comportamiento es de gran irresponsabilidad. La Navidad está para comprar y si no participas de la fiesta consumista difícilmente podremos salir de la crisis” “¡Bah! Paparruchas. Además no puedo ir, tengo que terminar de preparar la cena y he quedado con los del club de lectura para felicitarnos. Ya llevaré algún detalle yo por mi cuenta”. “¿Algún detalle? ¿No se te ocurrirá llevar otra vez alguna de esas cosas tuyas de yayoflauta como productos o artesanías locales que contribuyen escasamente al incremento del PIB?” “Bueno, no te preocupes que esta vez trataré de llevar además alguna cerveza artesana o vino ecológico” “No tienes solución tío, algún día alguien te tendrá que abrir los ojos para que te des cuenta de que en el capitalismo neoliberal, globalizado y financiero las cosas funcionan de otra manera”, se despidió enfadado el sobrino de Mr Scrooge.

DibujoA Mr Scrooge más que abrírsele los ojos se le cerraron después de la comida y con el sonido de la televisión de fondo se echó una siesta en el sofá. Cuando apenas llevaba 15 minutos traspuesto escuchó una voz: “Mr Scrooge, Mr Scrooge”. Se despertó sobresaltado y se encontró con un espectro que salía de la tele que se parecía bastante al actual ministro de Economía y que le decía “Mr Scrooge, últimamente estás colaborando poco con la economía pero he venido para advertirte que aún te queda una oportunidad para escapar a un destino decrecentista y sostenible. Una oportunidad, una esperanza que yo te he conseguido. Durante las próximas horas vas a recibir la visita de tres fantasmas que te explicarán importantes cosas sobre la realidad de la economía”.

Sin saber muy bien si había sido real la aparición del espectro o un simple efecto de las traicioneras cañas de antes de comer, Mr Scrooge volvió a cerrar los ojos y se volvió a quedar dormido. No obstante, al poco tiempo de nuevo una voz le despertó. “Buenas tardes, soy el fantasma de las Navidades pasadas y he venido para que me acompañes en un viaje a través del tiempo”. Entre alucinado e incrédulo, Mr Scrooge cogió suavemente el brazo del espectro y juntos atravesaron la pared y se hallaron sobre una carretera a campo abierto. La ciudad había desaparecido y enseguida reconoció a vista de pájaro el pueblo y la casa en la que se había criado. “Contempla las Navidades de tu infancia y no temas ser visto que éstas no son más que sombras de las cosas que han sido y no advierten nuestra presencia”.

Mr Scrooge, se reconoció en el chiquillo que jugaba contento en la calle con otros amigos del pueblo sin una sola pantalla digital que echarse a las manos. El fantasma le dijo: “Mira cuánta frugalidad, cuánta sencillez. Qué poco culto al consumo, a las luces navideñas, al derroche gastronómico o al flujo circular de la renta. No hay manera de vivir la Navidad como el Dios dinero manda en esta situación. Nuestra tradición cristiana y la de otras culturas globalizadas necesita las compras, los regalos, las comilonas o los premios de la Lotería de Navidad. Ya lo dijo Jesucristo: creced y multiplicad los dividendos repartidos a los accionistas. ¿Para qué echó Jesús a los mercaderes del templo? Para que se localizaran mejor en los centros comerciales a las afueras de las ciudades”. A Mr Scrooge, el discurso del fantasma le dejó un poco descolocado y no se reprimió en dar su versión “Siempre he recordado mis Navidades infantiles como momentos de gran felicidad a pesar de esa frugalidad que criticas. Y, aunque no soy muy experto en el tema, dudo que la Biblia trate la Navidad en esos materialistas términos”. El fantasma de las Navidades pasadas encajó malamente las explicaciones de Mr Scrooge y horrorizado gritó al tiempo que se evaporaba “¡¿Cómo te atreves a dudar de la palabra de alguien que ha vagado por la inmensidad del espacio-tiempo y comprobado la eficiencia de los mercados neoliberales, globalizados e hipertrofiados financieramenteeeeee?!”. Mascando sus palabras estaba Mr Scrooge cuando de repente se encontró de nuevo en el sofá de su casa sin rastro del espectro que le había acompañado.

Convencido de que en breve llegaría otra visita, Mr Scrooge no se molestó en intentar dar otra cabezada. Y efectivamente, al poco rato, apareció en mitad del salón el que dijo ser el fantasma de las Navidades del presente. “Acompáñame alma incrédula y verás los centros comerciales abarrotados, los hornos de las casas a todo trapo, los árboles de Navidad atiborrados de regalos, la maquinaria de la distribución bien engrasada de petróleo llevando camiones, trenes y barcos de punta a punta del planeta, los contadores eléctricos logrando otro record de consumo, las acciones de las empresas superando las expectativas del IBEX35…”

Mr Scrooge cortó en seco el discurso del fantasma y le dijo: “Supongo que también me enseñarás las fábricas completando los pedidos de regalos baratos fabricados en condiciones de esclavitud. ¿Y me llevarás a ver la destrucción de los manglares para abastecer nuestra demanda de langostinos? ¿Y en general la sobreexplotación de recursos naturales para ofrecer más productos al Dios Mercado? ¿Y veremos las montañas de residuos o las toneladas de emisiones de CO2 para mejorar la Macroeconomía?”. El fantasma de las Navidades presentes encajó malamente la réplica de Mr Scrooge y horrorizado gritó al tiempo que se evaporaba “¡¿Cómo te atreves a dudar de la palabra de alguien que ha vagado por la inmensidad del espacio-tiempo y comprobado la eficiencia de los mercados neoliberales, globalizados e hipertrofiados financieramenteeeeee?!”.

Como os podéis imaginar, sentado en el sofá esperó al tercer fantasma. “Mr Scrooge, agárrate a mi brazo y viaja conmigo al futuro para comprobar cómo en breve se habrá logrado la plena mercantilización de las emociones navideñas: paquete de alegría sólo 12 €, cordial encuentro familiar desde 135 €, especial 2×1 navideño: gesto de solidaridad más sentimiento de empatía por sólo 56 €, deseos de paz para el prójimo al 25% de descuento, felicidad en estado líquido, sólido o gaseoso por 13,99 €…” Mr Scrooge ya un poco cansado de tanto viajecito le dijo al fantasma “Quieto amigo, que yo de aquí no me muevo. No tengo ningún interés en visitar lo que me avanzas y prefiero quedarme en mi casa que son ya casi las siete y todavía no he terminado de preparar el gazpacho de remolacha, los raviolis de repollo rellenos de setas o mi bollo de calabaza con compota de manzana”. El fantasma de las Navidades futuras encajó malamente la indiferencia de Mr Scrooge que ni siquiera llegó a escuchar el grito horrorizado del fantasma de las Navidades futuras “!¿Cómo te atreves a hablar así a alguien que ha vagado por la inmensidad del espacio-tiempooooo…?!”.

Nada más volvió a saber Mr Scrooge sobre tan pesados espíritus pero cuenta la leyenda que, desde aquel encuentro, por la inmensidad del espacio-tiempo algunos fantasmas navideños van difundiendo un mensaje de autosuficiencia y cooperación, de solidaridad y sostenibilidad e incluso del necesario crecimiento del Índice de Bienestar Común o de la Felicidad Interna Bruta.

Feliz Navidad.

José Ramón Paramio (y Charles Dickens)

Miembro de los econoplastas y de El Rincón Lento

Ilustración Patri Dubre




“Economía eres tú” en el aula

Sábado, octubre 8th, 2016

Para empezar el curso con buen pie, hemos elaborado una pequeña guía de lectura de nuestro best seller “Economía eres tú” para alumnos de Secundaria y Bachillerato.  Algunos de los profesores de nuestro colectivo llevamos muchos años utilizándolo y por eso propusimos a la Asociación de Amigos de José Luis Sampedro su publicación de forma independiente.

Nosotros recomendamos su lectura una vez vistos las unidades iniciales de El problema básico de la economía, Factores productivos, Agentes económicos y Sistémicas económicos ya que puede ser una buena actividad para recapitular ideas sobre el objetivo y los elementos básicos de la economía.

Para nosotros José Luis Sampedro es una figura fundamental en nuestra formación con su visión crítica del sistema económico y su intento de difundir una economía más social y humana. También admiramos su manera de hacer más accesible a todo el público una realidad económica que a veces parece que nos quieren ocultar. Seguramente conozcáis el libro “El mercado y la globalización” que también se presta a trabajar sencillamente con alumnos.

Hasta los últimos momentos de su vida mantuvo su postura crítica y esperanzada con un mundo mejor. Si queréis, para presentar su figura a los alumnos, podéis utilizar la interesante entrevista que se le hizo en el programa Salvados de Jordi Évole.

Por último, os recordamos que el librico “Economía eres tú” de José Luis Sampedro, con prólogo de Los Econoplastas e ilustraciones de Alemp  tiene un P.V.P de 6 € (con 10% descuento si compras 3 o más unidades). Pedidos en loseconoplastas@gmail.com

CAM00489

“¿Qué es economía? ¿Y tú me lo preguntas?
Economía eres tú”
 



24 Maratón de cuentos y los econoplastas

Lunes, junio 15th, 2015

maratondecuentosUn nuevo Maratón de cuentos en el que hemos participado apoyando el puestecito de libros y las actividades de El Rincón Lento (talleres, cuento, ilustraciones…) y en el que, por supuesto y no podía ser de otra manera, hemos contado unos econoplásticos cuentos y chascarrillos con el club de lectura de economía de la biblioteca.

Un aplauso muy grande a María (con el Mercader de Venecia), a Mamen, Henar, Marcos (con nuestro Lunes antes de almorzar perfectamente teatralizado) y a Joserra (con El financiero y el pescador). Y otro aplauso grande a los que madrugaron para escucharnos.

EL FINANCIERO Y EL PESCADOR

(Versión econoplástica de “El pescador satisfecho” de Anthony de Mello)

Erase una vez un pescador que descansaba tumbado en su barca leyendo un libro, tomando una cervecita, escuchando música y dando pequeñas cabezadas cuando de repente se le acercó un yate de 33 metros de eslora que llevaba al mando a un rico financiero.

El financiero se asomó y saludó al pescador:

– Buenos días

– Buenos días -contestó el pescador.

– ¿Qué? ¿No hay buena pesca hoy?

– Sí, sí. Hay muy buena pesca.

– ¡Ah! ¿Entonces que haces ahí descansando?

– Nada, ya he pescado suficiente por hoy y estaba aquí tranquilamente leyendo antes de volver a casa.

– ¿Volver a casa? Si son las 12.00 de la mañana. Pero, ¿por qué no aprovechas para ir a pescar más?

– ¿Y qué haría con eso? – respondió el pescador.

– Pues tendrías más producto que vender y podrías obtener más beneficio.

– ¿Y qué haría con eso?

– Pues podrías invertir ese beneficio en un motor con lo que podrías navegar más rápido y en aguas más profundas con lo que aumentarías la productividad y obtendrías todavía más beneficio – explicó el financiero.

– ¿Y qué haría con eso?

– Pues podrías adquirir una flota entera o hacerte con barcos de la competencia. E incluso podrías contratar bien baratita a toda una tripulación a tus órdenes, expandirte por aguas internacionales y así pescar todavía mucho más.

-¿Y qué haría con eso?

– Pues podrías generar un montón de fondos con los que invertir en los mercados financieros como yo: mercados de futuro de atún, derivados del rodaballo o certificados de seguros de sardineta. Aquí sí que podrías ganar muuuuuuucho dinero.

– ¿Y qué haría con eso?

– Pues te podrías comprar 4 casas, 5 coches, 2 caballos, 8 televisores de plasma, un lavabo con grifería de oro y hasta podrías comprar un yate como el mío con el que podrías salir al mar, navegar libremente y disfrutar de la vida.

– ¿Y qué coño te crees que estoy haciendo en este mismo momento? – Contestó el pescador satisfecho.

Chimpón

 




Los econoplastas en El Salmón contracorriente

Miércoles, mayo 13th, 2015

Iniciamos una colaboración continua con el interesante blog salmón y nos reservan un pequeños espacio para nuestros cuentos, chascarrillos y otras aportaciones econoplásticas. ¡¡Qué bieeeeeeeeeeeeen!!

http://www.elsalmoncontracorriente.es/?-Cuentos-econoplasticos-

salmon contracorriente




¿Azul o blanco? ¿Crisis o estafa?

Jueves, marzo 5th, 2015

La incógnita sobre el color del sistema capitalista, que ha conseguido dividir a las personas a nivel mundial, se ha convertido en el debate del momento. La culpa de todo la tiene nuestro cerebro

El enigma de la crisis o estafa de un simple sistema capitalista sigue dando que hablar. Una inocente fotografía ha acabado causando un debate sobre la diferente percepción que pueden tener varias personas de una misma realidad. Dos personas, sin problemas de percepción de color, mirando a la misma sociedad, están viendo realidades diferentes. Y no hablamos de pequeños matices en los nombres de los colores de la situación económica, sino que hablamos de tonalidades indiscutiblemente diferentes: crisis/estafa, brotes verdes/sistema corrupto podrido y negro.

Una historia que ha tenido como consecuencia que el colectivo que comercializa las láminas con la obra de artivismo “Brotes verdes en la economía capitalista, neoliberal, globalizada e hipertrofiada financieramente”, Los econoplastas, haya triplicado el volumen habitual de ventas (habían vendido 1 lámina hasta enero y ya llevan vendidas 3).

sobrecubierta

Incluso hay quienes, a lo largo de una jornada, cambian su propia percepción y son capaces de verlo de la forma opuesta a la que veían antes. ¿Cómo puede ser posible? Pues por una ilusión óptica, que te explicamos en este enlace:

Fotografías: Rober González y Alejandro Moreno (www.dos56.es)




La lista Porbes de los hombres y mujeres más pobres

Jueves, octubre 16th, 2014
sur

Ger/elantruejo.blogspot.com

Un año más, la revista Porbes nos ofrece datos sobre los hombres y mujeres más pobres del mundo. Los tres primeros puestos permanecen invariables y son un año más para Rasid, Ilinia y Dudar tres mujeres de Sudán que durante la última década se disputan ese puesto. Es posible que la caída del precio del trigo provocada en la Bolsa de Chicago por las presiones especulativas de los fondos de futuros tenga que ver con la entrada en la lista con fuerza de Norah, una mujer de Etiopía que se sitúa en el puesto seis de la lista desde el puesto 25.323.331 que ocupaba el año pasado. También resulta curioso comprobar cómo Imra, mujer de Bangladesh de 34 años, ha dejado esta lista tras una década en los primeros puestos por culpa del microcrédito que obtuvo para la compra de una bicicleta que le permite en la actualidad llevar a cabo una actividad empresarial en su localidad. En cuanto, a los puestos de los pobres españoles, el fuerte impacto de la crisis ha provocado que en el puesto 3.455.234.222 aparezca Miguel Torrecilla, un peón en paro con hipoteca y seis hijos aunque, fuentes gubernamentales, han informado “que es una prioridad de la ejecutiva actual lograr los ajustes presupuestarios suficientes que permitan la entrada masiva de más españoles en similares puestos”.




Vuelta al cole

Miércoles, septiembre 10th, 2014

Con mucha ilusión preparamos el estuche y forramos los libros para empezar otro curso y cual profesores plastas lanzamos nuestra primera lección de economía del curso:

Abrir la palma de la mano. Coger los dedos sucesivamente desde el meñique hasta el gordo. Y decir: Éste organizó las tareas… Éste fue a por materiales… Éste donó dineritos o materiales… Éste prestó dineritos o herramientas… Y éste ayudó con las obras. Después todos, todos, todos enterito lo disfrutaroooooon.

Esta escena típica de juego infantil es de lo más normal y cotidiana pero si la pilla un econoplasta te suelta la chapa en plan primer día del cole y te dice que es un ejemplo de cómo de forma paralela al funcionamiento competitivo de nuestro rancio capitalismo (en la que unos trabajan y el gordo se lo come todo) existen a nuestro alrededor una ingente cantidad de formas de relacionarse basadas en la cooperación, la solidaridad, el bien común, la simplicidad, la financiación colectiva y la lentitud. (Basado en las obras de acondicionamiento del local del nuevo Rincón Lento).

obras RL